Ya sea para alojamientos temporales durante las vacaciones o para inversión, la adquisición de segundas -o incluso terceras- viviendas sigue siendo una opción para muchos chilenos. En este sentido, según el Servicio de Impuestos Internos, Santiago, Las Condes y Viña del Mar, son las comunas con mayor número de estos inmuebles.

 

LAS BAJAS tasas de interés y positivas condiciones de créditos hipotecarios, han impulsado entre los chilenos la adquisición de un segundo, e incluso en algunos casos, un tercer inmueble, decisión marcada por el objetivo de disponer de alojamiento temporal en época estival, o simplemente para realizar una inversión que le otorgue dividendos a través del arriendo.

 

En este sentido, de acuerdo a la Subdirección de Avaluaciones del Servicio de Impuestos Internos (SII), actualmente la cantidad de chilenos que registran dos o tres predios habitaciones corresponde a 417.001 personas, según la información registrada en las bases de datos de la entidad.

 

¿Dónde están ubicadas estas viviendas? Según los datos del organismo fiscalizador, Santiago es la comuna con mayor cantidad de segundas viviendas del país, con 48.168 predios, seguida por Las Condes con 37.232 viviendas.

 

En tercer lugar, se ubica Viña del Mar, ciudad que con 32.016 segundas viviendas, es la líder entre las comunas fuera de la Región Metropolitana.

 

En cuarta posición se ubicó la comuna de Ñuñoa, con poco más de 26 mil predios adquiridos por segunda ocasión por la misma persona, mientras que en quinto lugar aparece Antofagasta, con 24.548 viviendas con estas mismas características.

 

En tanto, las comunas que parecen en los registros con menos inmuebles considerados como segunda vivienda, están Ollague (con 2 segundas viviendas), Torres del Paine (también con 2) y la comuna de Río Verde, ubicada en la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena, con solo una vivienda.

 

Condiciones

El escenario de mayores compras de segundas viviendas, se da a pesar de que según un informe de Techo y Portalinmobiliario.com, entre 2007 y 2017 los precios promedio de viviendas -es decir, casas y departamentos-, considerando arriendos, se incrementaron en 53,3%. Mientras que los de las casas se duplicaron, con un alza de 104,2%.

 

Sin embargo, la modalidad de compra “en blanco” y “en verde” impulsan la inversión de todas formas, especialmente los más jóvenes. Según el último informe trimestral de Mercado Inmobiliario del Gran Santiago, de GFK Adimark (correspondiente al cuarto trimestre de 2017), al 31 de diciembre del año pasado la oferta (entrega inmediata, más en verde y más en blanco) fue de 43.004 unidades, un alza de 27,2% respecto al mismo trimestre del año anterior.

 

En cuanto a los sectores favoritos para vivir, los resultados del informe realizado por Techo y Portalinmobiliario.com, revelaron que las comunas más centrales como Santiago, Las Condes, Providencia y Ñuñoa, concentran hoy las preferencias. Mientras que las que más crecieron en cuanto a número de habitantes en el período 2002-2017 fueron Santiago (89%), Quilicura (66,5%), Padre Hurtado (64,21%) e Independencia (55%).

 

Otro punto que destaca el informe, y que podría definir las decisiones de compra de segundas viviendas, tiene que ver con lso cambios demográficos. Esto, dado que por ejemplo, hoy el 35,5% de la población en Santiago es soltera; el 15% es separada y el 16,3% vive en convivencia, situación que ha implicado una reducción en los integrantes de las familias, por lo que cada vez se eligen viviendas más pequeñas.

 

Por ejemplo, en 2007, el 30,3% de la demanda era por departamentos con tres dormitorios, cifra que cayó al 25,1% en 2017.

 

 

FUENTE: Pulso