En la actualidad, el mercado inmobiliario es sinónimo de nuevos retos. Este mercado inmobiliario tiene sus propias reglas, en las que el profesional inmobiliario no puede ser improvisado, sino un agente de cambio en constante actualización.

No quedan dudas que las personas capacitadas y preparadas que están atentas a estrechar relaciones duraderas con el cliente son las que mejor desempeñan su papel frente a una venta de un inmueble.

Decirlo es facilísimo… Llevarlo a cabo, ¡también!En este artículo, hemos resumido algunas recomendaciones para que un agente inmobiliario alcance la excelencia. Si eres un profesional del sector abre bien los ojos ya que siempre hay herramientas que te ayudarán de cara al servicio y la gestión de propiedades.

Mirá estos 10 tips para no perder una sola venta más…

1) Utiliza un CRM.

Hoy por hoy la automatización de las gestiones diarias, de las más pequeñas a las más relevantes, es un paso obligatorio en cualquier ámbito de trabajo. Un Software del tipo CRM completo y eficiente te brindará los medios para acelerar y mejorar tu rendimiento y el de todo tu equipo.

2) Aprender a decir NO.

El agente debe ser el que le da dirección a una gestión. Ser estricto es signo de seriedad y le da seguridad al cliente. Eso sí, no hay que caer en la inflexibilidad. Esta regla debe estar compensada con una fuerte dosis de empatía, de atención y sensibilidad frente a las necesidades del cliente.

3) Saber de marketing digital directo.

Hay numerosas plataformas masivas de promoción que son completamente accesibles y gratuitas, como las redes sociales, por ejemplo. Éstas deben comunicar anuncios “vivos”, con videos, entrevistas, o consejos. Lo ideal es evitar imágenes estáticas y duras.

4) Tu perfil

Busca desarrollar las siguientes cualidades como profesional:

  • Aprender de los errores.
  • Perseverancia.
  • Optimismo.
  • Saber escuchar.
  • Ser intuitivo y tener capacidad de improvisación.
  • Resistencia a la dificultad.

5) Confianza vs. exclusividad.

El término de exclusividad es clave porque le otorga al cliente certeza de que su lugar es cuidado y valorado. Pero sin duda que la palabra confianza hará que ese cliente se quede en la inmobiliaria o se deje respaldar por un agente freelance.

6) Profesionalismo tecnológico.

Profesionalismo es una palabra grande pero que muy pocos aplican. Es una actitud más que un nivel de capacitación. Implica ser impecable y responsable, hablar lo justo, saber de economía y estrategia y nunca dejar descolgado el teléfono (o silenciado). El agente exitoso, además de ofrecer capacidades vocacionales debe estar al corriente de los avances tecnológicos.

7) Vender la zona y no el ladrillo.

Desde donde un agente valora, categoriza y ofrece una vivienda marcará el grado de éxito o fracaso de una operación. Hay agentes que no priorizan la zona y se empeñan en vender la propiedad. Pues lo que marcará la venta será la zona, porque es ésta la que ubicará al inmueble en el mercado y proyectará su valor en el tiempo.

8) Selección de productos.

Una agencia o un agente inmobiliario hábil no acumulará un sinfín de productos no vendibles sino que buscará acumular un inventario de inmuebles que lo representen. En caso que selecciones propiedades desvalorizadas como oportunidad de venta, debe ser proporcional, no inundar tu cartera con ellas.

9) Capacidad de proyección en el tiempo.

Es una buena práctica que una agencia proyecte y planifique en el tiempo, tanto a corto como a largo plazo. Definir las expectativas de ventas para fin de año, y en los próximos tres. Proyectar el crecimiento de sucursales, modernización de las herramientas, todos los aspectos prolijamente ordenados en el tiempo. Y ser coherente con eso.

10) Lo importante es la persona, y no el inmueble.

Por último destacamos un enfoque específico en el proceso de venta: centrarse en el cliente, sea cual fuera su necesidad. Saber sus expectativas y encontrar un punto medio entre ellas y las necesidades de tu agencia.

¡Y un consejo extra de regalo!

El 90% del éxito se basa en insistir. La mayoría de las ventas se consiguen a la quinta llamada, mientras que la mayoría de la gente se da por vencida a la primera.

El mundo inmobiliario evoluciona…¡evoluciona tu también!